domingo, 13 de noviembre de 2016

Mi experiencia en teatro (I)

Después de dos años retomo este rincón para continuar escribiendo todo aquello que se me pasa por la cabeza, que me pasa en mi vida y que puedo contar. En esta ocasión, me gustaría compartir mi experiencia con el teatro pues me he visto envuelto en una actividad de la cual nunca pensaba ser partícipe debido a mi timidez y problemas con el habla. Pero sí, ahora estoy empezando a formar parte de ese mundo actoral que cada viernes me gusta más.

Para todos aquellos que no me conocéis voy a confesaros uno de mis principales problemas en mi vida: tengo disfemia, lo que viene a ser tartamudez en determinadas situaciones. En mi caso, hablar en público es una de esas situaciones en las que la disfemia hace aparición, aunque también surge cuando estoy nervioso con alguien o la situación me hace estarlo. De modo que este año, para avanzar en mi vida social y personal, decidí apuntarme al teatro de la universidad y superar esta traba que no permite socializar y actuar tal y como me gustaría.

Comenzamos los ensayos en octubre y en las primeras ocasiones (lectura de guión y ensayo de mi primera escena) las palabras no salieron del todo fluidas. A pesar de eso, fui conociendo a mis compañeros de obra y a mi directora y puedo afirmaros que son personas con las que da gusto estar, son gente extrovertida, interesante y buenas personas que les gusta divertirse y actuar, una compañía que agradezco tener al verme obligado a enfrentarme a mi yo más tímido.

Esta semana pasada recibí una noticia de parte de nuestra directora que hizo ponerme nervioso pero feliz a la vez: me había escogido para participar en un curso de formación actoral, al cual sólo podían asistir una pequeña parte de todos los que formamos el Aula de Teatro. Vi una grandísima oportunidad para superarme y vencer mis miedos y vergüenzas y desde entonces he decidido volver a este blog para escribir sobre esta nueva etapa de mi vida, de la cual voy a aprovechar todo lo que pueda.

Este viernes pasado comenzamos el curso y, como viene siendo habitual en mi, no podía contenerme los nervios pues la situaciones en las que debo dejar mi lado introvertido me resultan incómodas y algo insoportables. Sin embargo, empezamos haciendo un calentamiento para desinhibirnos que parece que surtió efecto. Nos movimos por el espacio del aula, gritamos adjetivos positivos a otras personas, imitamos a uno de nuestros compañeros delante de todos y terminé con una autoestima reforzada y con ganas de ensayo, el cual estaba establecido para una hora después del curso.

El ensayo salió mucho mejor de lo previsto, una mayor fluidez en el habla y un apoyo grupal que me arropó como nunca. Ese viernes, después de cuatro horas entre curso y ensayo, salí siendo un Ilde feliz por ver como todo parecía evolucionar de la mejor manera posible. Confío en que voy a superarlo y en que disfrutaré hablando en público, porque de verdad me encantaría hacerlo y no me atrevo únicamente por ese impedimento. Ese impedimento que pienso destruir cuanto antes.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Últimas semanas para la vacaciones de ilusión

A dos semanas de terminar el primer trimestre escribo esta entrada para poner en orden mis pensamientos.

El curso está terminando mejor de lo que imaginé, aunque en estas semanas todavía puede haber sorpresas. Se nota mucho la tensión por estudiar tanto en tan poco tiempo pero como dicen los profesores: "Es segundo de bachillerato, señores".

Cambiando de tema (estoy ya un poco cansado de tanto curso), se acerca navidad, y con ella las vacaciones más fresquitas y mejores del año (a excepción de su duración) y eso significa descansar un poco de este infierno de curso y llevar a cabo nuevos proyectos, o al menos empezarlos.

Hace unas semanas fui a ver "Interstellar", la nueva película de Christopher Nolan y solo voy a decir que es genial, la mejor película que trata el tema de viajes por el espacio y "explosión mental", es decir, tiene muy buena trama. Pero ya haré una crítica de la película en otro momento.

Y ya para terminar, que es demasiado tarde y estoy ya cansado, deseoso de tumbarme en la cama, debo decir que en este curso no cunde ningún fin de semana... O al menos no lo parece.

Buenas noches (o días o tardes), en mi caso noches.

sábado, 25 de octubre de 2014

Segundo de Bachillerato (primeros meses)

Después de unos meses de clase puedo dar mi opinión acerca de como se empieza este curso.

Para empezar, es el curso más importante del instituto y más difícil, complejo y extenso (en cuanto a materia de estudio) de todos. Y a continuación os voy a describir mis sensaciones respecto al comienzo del mismo:

Comencé el curso 2014-2015 de segundo de bachillerato el quince de septiembre de 2014. Como todos los años nos reunimos todos los alumnos del curso en el patio de columnas para saber en qué clase nos encontramos y con quienes estamos. Tras esto, subimos a clase y conocemos al resto de nuestros compañeros.

Durante las primeras semanas se empieza a conocer la asignatura y comienzan a hablar los profesores de selectividad. Pasadas las dos primeras semanas comienzan las clases oficialmente y después del primer mes se presentan los primeros exámenes, generalmente fáciles (si no contienen números, claro, como es el caso de los curso de ciencias, los cuales lo están pasando bastante mal en algunas asignaturas) aunque, según información externa de personas que han cursado segundo, se comienza bien, tranquilo, pero después te acorralan y no te dejan respirar con tanto examen y tanta información.

En cuanto a mi propia experiencia, he empezado tranquilo, estudiando normal (por las tardes y el fin de semana pero sin volverme loco) y teniendo mi rato de ocio. Ya he realizado mis primeros exámenes con muy buena nota los tres (entre siete y nueve). 

Respecto a la asignatura de PIN, este año toca educación física, algo entretenido y divertido para cambiar de aires pero hay que preparar exposiciones (cosa que me toca mucho la moral) y actividades para hacerlas en clase.

El resto de asignaturas ya hablaré de ellas en otro momento (a lo mejor) y también de los profesores.

En conclusión, el comienzo para los estudiantes que cursan letras es relajado. Para los de ciencias no tanto, según información externa.

En próximas entradas (supongo que en navidad, semana santa y verano) iré expresando mi punto de vista de este "maravilloso" curso.

domingo, 17 de agosto de 2014

Un pequeño rincón donde compartir

Este blog lo he creado con la intención de poder expresar lo que pienso y siento sin esconderlo a nadie. Mis anécdotas, historias y reflexiones. Eso es lo que quiero compartir porque llega un momento en el que por más vueltas que le des a lo que estés pensando no hay otra solución que asimilarlo o intentar mejorarlo. De esta forma he decidido crear un blog humilde y sencillo para compartirlo con quien quiera leerlo. Otro factor influyente ha sido el llevar encerrado en mi casa un par de días en verano, en pleno agosto, por lo que he podido pensar tranquilamente la creación de esta página.


Esta primera entrada es una pequeña introducción, como siempre que alguien crea un blog, y solo quiero hacer saber que lo que escriba aquí no hará daño a nadie. Me baso en el respeto hacia las personas y no me gustaría que nadie se viese ofendido, dicho esto, si alguien se ofende por algo de lo escrito aquí en próximas entradas que me lo diga de inmediato.

Por cierto, las entradas las escribiré en fechas cercanas o alejadas del tiempo, cuando tenga la inspiración y fuerza de voluntad necesaria para escribir.  Así que no esperéis una entrada cada día, ni cada semana, ni cada mes, pueden variar.


Espero que disfrutéis con este pequeño rincón.

Y nada más, intentaré actualizar el blog siempre que pueda y quiera.

Hasta la próxima entrada.

Ilde.